martes, 15 de enero de 2008

Costrocomic: La venganza del Gallimimus

Capítulo 2, El amigo invisible

Aquel día lluvioso presagiaba lo peor. Estaba Gonzo profundamente concentrado en su biblio cuando sonó el teléfono una y otra vez por lo que no le quedó más remedio qu cogerlo. Era Bartolomé que quería concretar la hora y el sitio para entregar el amigo invisible, curiosa forma de crear enemistades y que los amigos se vuelvan invisibles de verdad los unos para los otros. A todo esto, mientras charlaban los dos inocentes y feos amigos...
...Gallimimus localizó la señal de la llamada (debido a las palabras clave "amigo" e "invisible") y se enteró de la quedada gracias a las antenas de su perro robótico Noa, por lo que ideó un plan macabremente terrorista y envolvió como un regalo una bomba. Su ira, su insaciable sed de venganza contra la humanidad que tantas veces le había dado la espalda y el culo, que se había peido sin vergüenza alguna sobre sus deseos y había defecado en sus ilusiones, seguían intactas y más alegres que nunca al ver que su objetivo estaba tan cercano.

Todos aparecieron a la hora señalada en Pacífico y Gallimimus aprovechando su don de la invisiblidad se integró en el grupo sin que nadie lo advirtiera, dejando su regalo mortal entre los otros. Con toda la mala idea del mundo aprovechó para robar uno de los paquetes para su propio disfrute.


A todo esto, apareció lo que es un nuevo personaje: Las Lauras, curioso ente con vida propia, amigas inseparables y siamesas en el alma y en la camocha. Muy contentas llegaban para ver sus regalos pero dió la mala suerte de que se habían tocado entre sí y claro, no podían regalarse la una a la otra, así que en un principio se quedaron con las manos vacías. Casualidades del destino, allí quedaba el paquete de Gallimimus con la bomba dentro que al no tener nombre, fué de rebote para ellas. Pobrecillas incautas... al abrirlo sucedió una explosión inmensa y todos temían lo peor... ¡Aleluya!¡Un milagro ha ocurrido! La energía del petardazo había logrado lo que ningún cirujano del mundo, había separado a Las Lauras en Laura Liso y Laura Rizo dándoles dos cuerpos diferentes y armonizando sus rostros de forma simétrica, quedando ambas con una belleza en el rostro sin igual. Una vez más el plan de Galli había fallado.






Y querréis saber que le tocó con su regalo robado..


Continuará...









2 comentarios:

Gonzo! dijo...

envidia del regalo de gallimimus, pablo?

En mi defensea he de decir:

1- Sacadisima de contexto el nick de msn, pon la frase entera! Esto parece una portada del Que!

2- no estaba en el sofá-biblioteca!... estaba en el del salón... El otro es sólo para las mañanitas...

Bartman dijo...

Como el troll oficial del blog dice q ya no os visita, tendre que hacer de él...

Diosss...

joder pablo, no quieras cerrar el costroblog a base de costrohistorias...
solo se salva por esos "curradísimos" dibujos, todo un artista del paint, si señor... pq la historia es seguramente tan intrigante como el pedo sonico